Serotonina y el cóctel de químicos que nutren nuesta conciencia
F

Serotonina y el cóctel de químicos que nutren nuesta conciencia

A medida que nos sumergimos en el complejo y hermoso coctel neuroquímico que alimenta nuestro cerebro, la serotonina despierta nuestra curiosidad. La investigación muestra que la serotonina juega un papel importante en la regulación del estado de ánimo, el apetito, el sueño, y el humor.

 

La serotonina es un neurotransmisor, una sustancia que produce nuestro organismo y que básicamente transmite señales de un área del cerebro a otra. Casi cada una de los 40 millones de células cerebrales que tenemos, están influenciadas directa o indirectamente por la serotonina. Puede tener tanto un efecto sedante o estimulante y esto está de alguna manera relacionada con el flujo de pensamientos a través de la mente.

 

Muchos investigadores creen que un desequilibrio en los niveles de serotonina conduce a la depresión. Si hay una escasez de triptófano (el aminoácido del que está hecha la serotonina), o no hay suficientes receptores capaces de recibir la serotonina, o la serotonina no puede llegar a los sitios en los que se encuentran los receptores, las diferentes investigaciones han concluido que esto puede causar depresión, así como trastornos obsesivo compulsivos, ansiedad, pánico e incluso exceso de ira.

 

Depresión

 

La serotonina ha estado en el centro de atención por su posible papel en la lucha contra condiciones tales como la ansiedad y la depresión, que afectan a muchas personas. Los medicamentos antidepresivos están en una clase de fármacos conocidos como inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS). Estos fármacos son capaces de modificar el nivel extracelular de serotonina en el cerebro mediante la limitación de su reabsorción. Lo que significa que hacen que se mantenga más tiempo la serotonina disponible para la célula. Se cree que al aumentar el nivel de serotonina que rodea la célula presináptica los síntomas de la depresión se borrarán. Sin embargo, hay mucha investigación que ahora refuta esta teoría; afirmando que los antidepresivos son placebos glorificados y costosos.

 

Sabemos que la serotonina juega un papel en los estados de ánimo y los trastornos del humor (como la depresión), pero no estamos muy seguros de cómo, en qué medida y por qué.

 

“Un estudio realizado de la depresión crónica en el laboratorio de la investigadora Eva Redei, presentado en la conferencia Neurociencia 2009, parece derribar dos creencias muy arraigadas sobre la depresión. Una de ellas es que los eventos estresantes de la vida son una de las principales causas de la depresión. La otra es que un desequilibrio en los neurotransmisores en el cerebro desencadena los síntomas depresivos.” – Escuela Feinberg de la Universidad Northwestern de Medicina

.

Las drogas psicodélicas

 

El LSD ha estado en las noticias últimamente debido a la liberación de las exploraciones recientes del cerebro de las personas bajo su influencia. No hace falta un científico de un laboratorio de investigación para decir que el LSD tiene un profundo efecto en el estado de ánimo de las personas y en sus percepciones. El enfoque mejorado y las experiencias alucinatorias, como de ensueño, se atribuyen al hecho de que el LSD suprime el sistema de la serotonina. El resultado es un estado de sueño inducido mientras estas despierto. El MDMA (éxtasis) es otro psicodélico que influye en el estado de ánimo, haciendo que el cerebro se vea inundado por la serotonina.
Nuestros cuerpos producen un DMT endógeno  (dymethyltryptamine), que es un análogo estructural de la serotonina y la melatonina. El DMT se une a los receptores de serotonina que existen en altas concentraciones en las células nerviosas en determinadas áreas del cerebro. Sucede naturalmente en el reino vegetal y en los mamíferos; el DMT es el componente psicoactivo de la Ayahuasca, la bebida amazónica de los “visionarios”. No es sorprendente que muchos hayan atestiguado la capacidad de la ayahuasca para curar la depresión.

 

“… El cerebro es el lugar en el que el DMT ejerce sus efectos más interesantes. Allí, los sitios ricos en estos receptores de serotonina sensibles al DMT están involucrados en el estado de ánimo, la percepción y el pensamiento. Aunque el cerebro niega el acceso a la mayoría de los medicamentos y productos químicos externos, permite una notable accesibilidad al DMT. No es faltar a la verdad sugerir que el cerebro tiene “hambre” de ella – DMT: The Spirit Molecule. Rick Strassman por, M. D. (2001)

 

Soñar y dormir

 

Los altos niveles de serotonina están asociados con el estado de vigilia, y los niveles bajos están asociados con el sueño. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que el ciclo de sueño REM (durante el cual la mayor parte de nuestros sueños ocurren) ocurre cuando el sistema de la serotonina se apaga. La melatonina desempeña un papel de apoyo a la serotonina en esta función porque prepara el cuerpo para la oscuridad y el sueño, la regulación de nuestro ritmo circadiario. Como se puede ver, los trastornos del sueño, estados de ánimo, capacidad de concentrarse, el estado de alerta, y los sueños están muy entrelazados con el nivel de serotonina en el cerebro.

 

La conexión cerebro-intestino

 

Lo creas o no, gran parte de la serotonina del cuerpo (hasta el 95%) reside dentro de nuestro intestino. El cerebro y el intestino se comunican de forma bidireccional a través del sistema nervioso central y el tracto gastrointestinal. La serotonina funciona como un neurotransmisor clave en ambos extremos de esta red. Un aminoácido, el triptófano, se convierte en 5-HTP en el intestino delgado. 5-HTP se convierte después a la serotonina que posteriormente se convierte en melatonina. (Véase alimentos ricos en triptófano, se enumeran a continuación)

 

Entonces, la pregunta la mayoría de la gente probablemente está preguntando es: ¿puedo aumentar mis niveles de serotonina?, y si es así, ¿cómo?

 

 

Si alguna vez ha experimentado una sensación visceral puedes haber sintonizado con lo que los investigadores llaman el segundo cerebro, que es el sistema nervioso entérico. Esta parte del tubo digestivo se compone de las vainas de las neuronas incrustadas en las paredes del tubo largo de nuestro canal alimentario, que se extiende desde el inicio, en la garganta, hasta nuestro ano. No es sorprendente que gran parte de nuestros procesos cerebrales, que se ven afectados por el estado de ánimo, sean el resultado directo de nuestra salud intestinal.

 

La serotonina resulta desconcertante, pues los niveles de exceso de la misma en el intestino también se asocian con enfermedades como el síndrome del intestino irritable.  Las personas que toman antidepresivos (inhibidores de la serotonina) de ISRS a menudo tienen problemas de digestión como resultado. La ironía es que muchos de nosotros nos centramos en nuestros pensamientos, meditación, etc…, cuando el problema puede estar arraigado en nuestra digestión.

 

Cómo aumentar tu Serotonina

 

No es tan simple determinar la cantidad perfecta de serotonina necesaria porque parece que demasiado o demasiado poco puede tener tanto efectos beneficiosos como perjudiciales. Sin embargo, sí parece que los niveles crecientes de serotonina nos ayudarán a estar enfocados, a tener mas energía y a aumentar nuestro estado de ánimo si se siente bajo. El consumo de alimentos ricos en triptófano ayuda a que el cuerpo pueda sintetizar 5-HTP, que luego se puede convertir en serotonina. Estos alimentos incluyen pero no se limitan a: nueces, semillas, tofu, queso, carne roja, pollo, pavo, pescado, avena, frijoles, lentejas y huevos. Hay suplementos de 5-HTP disponibles, pero es preferible que las fuentes de nutrientes de los alimentos enteros y orgánicos.

 .

.
La investigación muestra que la producción de serotonina es una calle de doble sentido asociada con el estado de ánimo. Haciendo cosas para elevar tu estado de ánimo, aumentarás la producción de serotonina, la cual te llevará a un aún mejor estado de ánimo, ya que el ciclo se retro-alimenta a sí mismo. El yoga y el ejercicio han demostrado ser beneficiosos en la elevación del humor, especialmente cuando se combinan con estar al aire libre. Hay evidencias que sugieren que la exposición a la luz aumenta la serotonina.

 

El ejercicio y la luz solar se han relacionado con el aumento de la producción de serotonina.

 

Los seres humanos han heredado toda una fisiología impresionante y compleja. La serotonina es quizás uno de los más misteriosos e importantes de todos los neurotransmisores, y es bueno ser más conscientes de sus interacciones para lograr mejoras en nuestros estados de ánimo.

 

 

 

Fuente:

Uplift

Wikipedia