Precognición: Cómo nuestro cuerpo reacciona hasta 10 segundos antes de que algo ocurra
F

Precognición: Cómo nuestro cuerpo reacciona hasta 10 segundos antes de que algo ocurra

En las últimas décadas ha surgido una cantidad significativa y notable de investigación científica que contribuye a la noción de que la precognición humana podría muy bien ser real y que todos podríamos poseer este potencial.

 

Gracias a la investigación de varios científicos presentada en este artículo, las capacidades humanas ampliadas están comenzando a salir del reino del pensamiento supersticioso, la ilusión y la irracionalidad y encontrar su camino en el mundo de los fenómenos confirmados. Los reclamos de precognición o “narración futura” han ocurrido a lo largo de la historia humana en prácticamente todas las culturas y períodos.

 

No es difícil ver por qué estamos tan fascinados con estos conceptos. Al igual que el fenómeno extraterrestre, la validez de estos conceptos parece reducirse a simple fantasía, ciencia ficción, debido al hecho de que son “sólo películas”. Aunque las historias que acompañan a este tipo de fenómenos en las películas son probablemente facciosas, los conceptos tienen alguna validez. Examinemos la verdad detrás de la precognición y las afirmaciones acerca de “ver el futuro”.

 

 

¿Qué es la premonición o precognición?

 

El término psi denota procesos anómalos de información o transferencia de energía que son actualmente inexplicables en términos de mecanismos físicos o biológicos conocidos. Dos de las variantes de la psi son la precognición (conciencia cognitiva consciente) y la premonición (aprehensión afectiva); ambas variantes se definen como la capacidad de conocer hechos con anterioridad a su acontecimiento e independencia de su situación especial que no pueden ser deducidos a partir de información adquirida en el presente mediante los sentidos o del pensamiento racional.

 

La precognición es la capacidad de tener una premonición de un evento futuro que no podría ser anticipado a través de cualquier proceso conocido. Es la influencia de un evento futuro que aún no ha tenido lugar en las respuestas de un individuo. No solo se trata de la clásica figura cinematográfica de “conocer” lo que sucederá. Se define como dos tipos de respuestas: conscientes o inconscientes (sin conocer el motivo, actuamos o respondemos de un modo u otro en función de un conocimiento futuro inconsciente).

 

 

La ciencia detrás de la precognición

 

Existe una profunda preocupación en el ámbito científico por el estudio de un fenómeno que está contaminado por su asociación con la superstición, el espiritismo y la magia. Las investigaciones llevadas a cabo en este campo parecen estar más preocupadas por proteger la libertad académica que por fomentar la exploración científica. Pero esto parece estar cambiando.

 

Un estudio recientemente publicado (metanálisis) en la revista Frontiers in Human Neuroscience titulado “Predecir lo impredecible: análisis crítico e implicaciones prácticas de la actividad anticipatoria predictiva” examinó una serie de experimentos sobre este fenómeno que fueron conducidos por varios laboratorios diferentes.

 

Estos experimentos indican que el cuerpo humano puede detectar realmente los estímulos entregados aleatoriamente que ocurren 1-10 segundos por adelantado. En otras palabras, el cuerpo humano parece saber de un evento, y reacciona a un evento que aún no ha ocurrido. En el cuerpo humano lo que ocurre antes de estos eventos son cambios fisiológicos, que se miden con variaciones en valores cardio-pulmonares, cambios en la piel y en el sistema nervioso.

 

Es importante señalar que estos tipos de respuestas a eventos futuros que se miden en el cuerpo son respuestas inconscientes, lo que significa que el sujeto (humano) no es consciente de que realmente están teniendo lugar. Por lo tanto, es una forma de precognición incosciente, pero no las premoniciones conscientes.

 

El hecho de que existan estos cambios en nuestra actividad fisiológica, que el sistema nervioso autónomo cambie y se prepare para eventos futuros es notable; y el hecho de que esto sea “precognición inconsciente” no debe quitarle importancia a la posibilidad de que este hecho nos ayude a comprender mejor el fenómeno de precognición consciente. Todavía estamos esperando que la ciencia se ponga al día y proporcione una explicación para la precognición consciente, sin importar si el fenómeno se ha observado o no.

 

En los últimos 36 años se han publicado más de 40 experimentos que investigan este fenómeno en seres humanos (Hartwell, 1978, Radin et al., 1995, 2011, Bierman y Radin, 1997, Radin, 1997, Don, 1998, Bierman y Scholte, 2002, McDonough et al., 2002, Spottiswoode y May, 2003, McCraty et al., 2004a, B, Sartori et al., 2004, May et al., 2005, Tressoldi et al Al., 2005, 2009, 2011, Radin y Borges, 2009, Bradley et al., 2011). Esto es lo que promovió el metanálisis la revista  Frontiers in Human Neuroscience.

 

 

Conclusiones del análisis

 

“La anticipación fisiológica predictiva de un evento futuro verdaderamente aleatorio y, por tanto, impredecible, ha estado bajo investigación durante más de tres décadas, y un reciente metanálisis conservador sugiere que el fenómeno es real”. Afirma dicha revista

 

Otro documento publicado recientemente a través de la Revista de Personalidad y Psicología Social por el profesor universitario de Cornell, Dr. Daryl J. Bern, sugiere que la precognición puede ser real. Así que su trabajo sugiriendo que la precognición puede ser real es un gran salto para este tipo de fenómeno.

 

El estudio del Dr. Bern describe nueve experimentos que involucraron a más de 1000 participantes que “prueban la influencia retroactiva por el tiempo, revirtiendo los efectos psicológicos bien establecidos, de modo que las respuestas del individuo se obtengan antes de que se produzcan los estímulos causales”. Después de examinar y examinar estos experimentos, el Dr. Bern concluyó que todos menos uno de ellos dieron resultados estadísticamente significativos.

 

De nuevo, la precognición ha sido bien documentada y observada en laboratorios de todo el mundo. Sólo porque haya una falta de capacidad para la investigación de estos estados por la comunidad científica más conservadora, no se debe desacreditar el fenómeno en sí. Es importante proporcionar una explicación de los fenómenos observados.

 

 

“Históricamente, el descubrimiento y la exploración científica de la mayoría de los fenómenos han precedido a las teorías explicativas, a menudo por décadas o incluso siglos”. Berna 

 

 

Otro estudio del Dr. Dean Radin, uno de los varios autores señalados en el primer estudio utilizado en este artículo, realizó cuatro experimentos de doble ciego que también muestran que algunas intuiciones, medidas por fluctuaciones en el sistema nervioso autónomo, implican la percepción inconsciente de eventos futuros que todavía no se han producido. Sus experimentos apoyaron esta idea. Podeis leer sus estudios sobre el “Campo Psiquico y el entrelazamiento mental” haciendo click aquí.

 

Otro estudio significativo fue publicado en el Journal of Parapsychology por Charles Honorton y Diane C. Ferrari en 1989; examina una serie de estudios que fueron publicados entre 1935 y 1987.

 

Concluyen en su análisis de experimentos de precognición que se puede “confirmar la existencia de un efecto de precognición pequeño pero altamente significativo. El efecto parece ser repetible; resultados significativos son reportados por 40 investigadores usando una variedad de paradigmas metodológicos y poblaciones de sujetos. El efecto de la precognición no es simplemente una salida inexplicada de una base de referencia teórica, sino que es un efecto que covaria con factores que se sabe influyen en aspectos más familiares del desempeño humano “.

 

 

¿Por qué es inconsciente este tipo de precognición? ¿Tiene el potencial de ser consciente?

 

Una vez más, como se mencionó anteriormente en el artículo, la ciencia detrás de la precognición se refiere a la precognición inconsciente. Esto significa que la respuesta a los eventos futuros antes de que sucedan se mide a través de cambios fisiológicos, y eso parece ser bastante claro.

 

Pero ¿por qué debería ser así? Si nuestro cuerpo (partes de nuestro sistema nervioso) puede obtener información sobre los eventos del futuro inmediato, ¿Por qué no pensar que tenemos la capacidad de  hacer esta información consciente? Tal vez tenemos ese potencial.

 

Los investigadores en el primer estudio utilizado en este artículo sugieren que esto podría ser el caso porque la información no es útil, similar a la mayoría de la información que normalmente se procesa inconscientemente. También sugieren que la mente consciente puede no ser capaz de tomar decisiones tan rápidas. Afirman que “podría resultar evolutivamente ventajoso para el procesamiento inconsciente evaluar los próximos eventos, filtrarlos, movilizar recursos y sólo entonces informar a la conciencia”.

 

Aún no hemos desarrollado esta capacidad, tal vez nunca lo hagamos, pero no hay duda de que, nuestro cuerpo, nosotros, de algún modo que no sabemos explicar, capta y traduce al inconsciente información sobre acontecimientos que aún no han sucedido. ¡Fascinante!

 

 

Fuente:

Journal of Personality and Social Psychology, 100, 407-425.

 Artículo de Frontiers in Human Neuroscience

  • Espejo humeante: somos un reflejo de nosotros mismos según la cultura Tolteca

    Una historia transmitida por tradición oral Tolteca que nos sorpren...

  • Precognición: Cómo nuestro cuerpo reacciona hasta 10 segundos antes de que algo ocurra

    En las últimas décadas ha surgido una cantidad significativa y notable de inves...

  • Los programas profundos de tu mente condicionan tu vida

     

    El primer regalo de un estado de vida consciente es cuando descubres qu...