Oceanos arrasados: el 50% de las poblaciones marinas han sido destruidas.
F

Oceanos arrasados: el 50% de las poblaciones marinas han sido destruidas.

Un estudio de la organización WWF concluye que el número de poblaciones marinas (mamíferos, aves, reptiles y peces) cayó un 49% entre 1970 y el 2012, debido a la sobrepesca, el cambio climático y la contaminación.

 

El estudio ha analizado el estado de conservación de 5.529 poblaciones, correspondiente a 1.234 especies, lo que ha permitido obtener la imagen más clara de la salud de los océanos. Una imagen muy preocupante. El documento completo lo encontrareis en el link al final del artículo.

 

WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes del mundo, con más de 5 millones de seguidores y una red global activa en más de 100 países. Su misión es detener la degradación del medio ambiente y conservar la diversidad biológica del planeta, promoviendo los recursos naturales renovables así como la reducción de la contaminación y del consumo desmedido.

 

En palabras de los representantes de dicha organización, “La acción del hombre está en el origen de estas tendencias: la sobrepesca, las actividades extractivas en el litoral y la contaminación, así como las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables de la acidificación oceánica y el calentamiento de los mares”.

 

Los descensos en las poblaciones marinas de estos 40 años, fueron más acusados en la década de los años 80; a pesar de haberse mantenido una cierta estabilidad desde entonces, tal y como apunta el informe, “actualmente no existe ningún signo de recuperación global”.

 

No todas las especies han sido reducidas al 50% en este periodo de tiempo. Existen situaciones diferenciadas.

 

  El número ha aumentado (desde los niveles de declive previo) en las latitudes al norte, mientras que caen en las regiones tropicales y subtropicales.

 

  En el caso de los animales de consumo, se ha sufrido un descenso del 50%, pero existen especies cuyo descenso aún es mas dramático: las poblaciones de caballas, atunes y bonitos han llegado a disminuir un 74% entre 1970 y 2010.

 

Aumenta la demanda de pescado

 

Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos ahora, además de la no recuperación de los océanos, que no presentan signos de mejoría, es la creciente demanda de consumo de pescado. El consumo medio mundial de pescado por habitante se ha duplicado en 50 años: ha pasado de 9,9 kg por habitante/año en la década de 1960 a 19,2 kg por habitante/año en el 2012.

 

El calentamiento global

 

Se calcula que a causa del calentamiento global, las praderas submarinas y los arrecifes de coral, podrían desaparecer sobre el 2050. El problema reside, especialmente, en que el 25% de todas las especies marinas viven en estos ecosistemas. No solo eso, además se calcula que cerca de 850 millones de personas viven gracias a estos ecosistemas. Su desaparición no solo supondría una catástrofe ecológica, sino a su vez económica.

 

El director general de WWF, Marco Lambertini comenta: “En una sola generación, las actividades humanas han degradado severamente los océanos al capturar peces a un ritmo superior al de su capacidad de reproducción y destruyendo la zonas de cría”.

 

La sobreexplotación del Mediterráneo, ha visto extinguidas algunas de sus especies, mientras que muchas otras “están disminuyendo muy rápidamente”. “Éste no es el mar que conocieron nuestros padres hace una generación”, sentencia Giuseppe Di Carlo, director del programa marino mediterráneo de WWF.

 

Di Carlo añade, “Esta situación socava la sostenibilidad del sustento y el futuro de muchas personas, en especial en las comunidades costeras, que dependen totalmente del mar”.

 

Al año se capturan 1,5 millones de toneladas de peces. Las zonas de pesca se encuentran sobreexplotadas, y el 89% agotadas. Muchas de las especies de tiburones están casi extintas, concentradas en pocas zonas pero con un descenso en su número muy notorio.

 

Esperemos que la aplicación de los objetivos de desarrollo de la ONU por fin consigan revertir esta tendencia y asegurar la supervivencia de nuestros océanos. Una sola generación ha disminuido las poblaciones marinas a la mitad. Esperemos que una solo generación pueda también retornar el esplendor a los océanos.

 

Fuente: WWF, Informe completo en  Living Blue Planet.

  • Espejo humeante: somos un reflejo de nosotros mismos según la cultura Tolteca

    Una historia transmitida por tradición oral Tolteca que nos sorpren...

  • Precognición: Cómo nuestro cuerpo reacciona hasta 10 segundos antes de que algo ocurra

    En las últimas décadas ha surgido una cantidad significativa y notable de inves...

  • Los programas profundos de tu mente condicionan tu vida

     

    El primer regalo de un estado de vida consciente es cuando descubres qu...