Los aditivos alimentarios:  consecuencias para la salud
F

Los aditivos alimentarios:  consecuencias para la salud

Los aditivos alimentarios están muy presentes en nuestro día a día. Una gran cantidad de productos que consumimos diariamente los contienen. Pero ¿Sabemos qué estamos comiendo?

 

¿Qué es un aditivo alimentario?

 

Un aditivo alimentario es toda sustancia que, sin constituir por sí misma un alimento ni poseer valor nutritivo, se agrega intencionadamente a los alimentos y bebidas en cantidades mínimas con objetivo de modificar su sabor, color y olor o facilitar o mejorar su proceso de elaboración o conservación.

 

Los identificamos con la letra E en el desglose de ingredientes. El sistema de números E se utiliza además como una manera práctica de etiquetar de forma estándar los aditivos permitidos en todos los idiomas de la Unión Europea.

 

Desde el punto de vista personal del Dr. Howard médico de la universidad de los ángeles California , los aditivos no se pueden considerar malos ni buenos en sí mismos. Algunas veces los efectos cruzados de los aditivos no son evaluados, lo cual puede provocar efectos nocivos a largo plazo. Se ha relacionado a la industria farmacéutica con la de los aditivos, de tal manera que podrían haber intereses concordantes de ambas industrias que en algunos casos son las mismas.

 

Añadir un aromatizante a un yogur permite incorporar menos fruta manteniendo la intensidad del sabor. ¿No es eso un engaño al consumidor?

 

Alimentos como: procesados de frutas o verduras, derivados lácteos, pastelería, chocolatería, en general todos, requieren de un aditivo que o bien mejore su apariencia (color, textura) o mejore su sabor (mayor sabor a fruta, mayor acidez).

 

Si por ejemplo, si una mermelada de fresa no tuviese colorantes, su color sería amarronado en lugar de rojo. Pero la aceptabilidad de la mermelada de fresa es mucho mayor cuando su color es rojo o rosa vivo, así pues se le incorporan colorantes. Además de conservantes, para que su vida útil sea mayor.

 

La adición de sustancias antioxidantes a algunas conservas, como las sales de nitratos y nitritos, dificulta el desarrollo de bacterias. Ahora bien, aunque las sales de nitrito son potencialmente tóxicas a determinadas dosis o cuando el producto se somete a tratamientos tecnológicos posteriores (se acepta que las sales de nitrito pueden ser precursoras de las nitrosaminas, unas sustancias cancerígenas que se forman cuando el alimento se somete al asado u horneado), este riesgo se considera menor que el riesgo de sufrir botulismo (intoxicacion por la bacteria clostridium) si no se incorporasen los aditivos antioxidantes.

 

¿Es realmente un riesgo aceptable para la salud?

 

Cada vez sabemos menos qué estamos comiendo, la cantidad de química que introducimos a nuestro cuerpo diariamente es asombrosa. Quisiera destacar que nuestro sistema digestivo llega siglos de evolución y de adaptación al medio (como todo nuestro organismo), y que en apenas décadas lo hemos sometido al estrés de tener que adaptarse a toda una serie de moléculas nuevas y desconocidas para el. ¿Realmente nos sorprende que cada vez haya más gente intolerante o con alergias de todo tipo? Son la gallina de los huevos de oro de la industria farmacéutica. Enfermedades o dolencias para las que necesitamos medicamentos de por vida; ¡el gran negocio!

 

Os daré una serie de datos sorprendentes. Y a mi particularmente me sorprenden por la poca notoriedad que se les da y el caso omiso que ejercen las autoridades sanitarias.

 

Un estudio encargado por la Agencia e Seguridad Alimentaria  británica, a la Universidad de Southhampton y publicado en la revista médica The Lancet, ha descubierto que la mezcla de cualquiera de estos colorantes ( E102- E122- E124- E110- E104- E129) que están en muchas bebidas de refrescos y en las llamadas “chucherias”, combinadas con la ingesta del conservante E211, también presente en estos productos, provoca Hiperactividad infantil (TDAH).

 

Se han detectado muchos casos de diarreas crónicas por aditivos alimentarios. Alimentos tratados con aditivos químicos o gases de conservación. Los tratamientos siempre son con aditivos legales, Nitrógeno, CO2, E 200 (ácido sórbico), E 252 (nitrato potásico), E 250 (Nitrito de Sodio), E 235 (Natamicina), etc., pero lo cierto es que cada día hay mas personas  sensibles y afectadas por esta comida industrial.

 

El aspartamo

 

El Aspartamo edulcorante sintético,  que podemos encontrar en sacarinas, en miles  de alimentos (refrescos  de cola y de todo tipo, chicles sin azúcar , dieta adelgazantes, etc. )  y medicamentos, puede provocar en un 1% de la población, que es sensible a este producto, sobre todo si es consumido por madres gestantes, niños lactantes y niños en general en sus primeros años de vida. Para facilitar la identificación de alimentos con Aspartamo , se etiqueta muchas veces como E 951.

 

Hace años que el Instituto Ramazzini, Fundación de referencia en la investigación del cáncer en Europa, está pidiendo a la EFSA (Organismo europeo que tiene que velar por la seguridad alimentaria) que prohíba el Aspartamo por las graves consecuencias que puede acarrear en la salud de las personas , al incentivar procesos cancerosos con su consumo.

 

El glutamato 

 

El Glutamato Monosódico es otro aditivo peligroso y adictivo que está en muchos productos industrializados, conocido por el código E-621 o proteína vegetal hidrolizada. Se trata de un potenciador del sabor. Es una sal química, inventada por los japoneses que potencia cualquier sabor y en nuestra sociedad está en miles de productos , tomates de botes fritos, cubitos saborizantes para sopas, embutidos, aceitunas rellenas, patatas de bolsa y un largo etcétera.Ya desde los años 60-70, su toxicidad , alergia o intolerancia se conoce con el nombre de “síndrome del restaurante Chino”.

 

Los síntomas son diversos y dependen del grado de ingesta del glutamato, pero empiezan con unos dolores de cabeza fuertes, problemas digestivos, depresión e incluso edema de glotis. Este producto se relaciona también con problemas de obesidad, pues es adictivo y hace que no puedas dejar de comer una bolsa de patatas, por ejemplo, hasta que te la acabas.

 

En el blog No Fun, podeis encontrar una relación de los distintos edulcorantes, qué son y el riesgo que suponen. Os dejo el enlace al que podéis acceder haciendo click aquí.

 

 

Fuente:

Wikipedia

Listado de aditivos alimentarios en la web No Fun

  • La ciencia detrás del estrés: cómo destruye tu cuerpo poco a poco

    El estrés te matará. Si te han dicho esta f...

  • Proteína vegetal o animal: ¿Cuál es mejor para tu cuerpo?

    Uno de los falsos mitos sobre las dietas que no contienen carne es que son bajas ...

  • Dietas basadas en vegetales en comparación con la carne: hablan los médicos

    Es muy fácil encontrar información contradictoria, especialmente en lo que resp...