La importancia de una buena alimentación; ¡Cuida tu templo!
F

La importancia de una buena alimentación; ¡Cuida tu templo!

Una buena nutrición es la base de una vida sana y activa. La falta de minerales y vitaminas puede afectar gravemente a tu salud. La variedad y la cantidad es importante para mantener nuestra salud. 

 

 

La Alimentación es necesaria en todos los seres vivos, tanto en los animales como en los Seres Humanos, y es por ello que debemos tener una equilibrada incorporación de nutrientes a nuestro organismo, lo que muchas veces es referenciado como Buena Alimentación, siendo fundamental su cumplimiento para el desarrollo de la vida y de las distintas actividades cotidianas.

 

En los conceptos generales que seguramente muchos de vosotros habéis leído, encontraremos que los alimentos brindan una variada cantidad de Proteínas, Vitaminas y Minerales, y otros aportes nutricionales que consisten en Lípidos y Glúcidos, por lo que podemos considerar que una Buena Nutrición es la base de una vida sana y activa.

 

Se suele vincular justamente a la Buena Alimentación con los deportes, a una vida con ejercicios ya que se suelen adoptar Dietas Equilibradas para poder suplementar estas actividades físicas, mientras que por el contrario los desequilibrios alimenticios suelen relacionarse más bien con una Vida Sedentaria y carente de ejercitación física. Para lograr una Buena Alimentación debemos tener en cuenta distintos factores a la hora de planificar una Dieta específica, teniendo los siguientes pilares:

 

 

Cantidad de Alimentos: No siempre una cantidad específica está ligada a una buena nutrición, ya que debemos pensar en qué aportes realizan a nuestro organismo, considerándose por ejemplo que la mayor cantidad de Energía que se aporta para una actividad física intensa está dada en los Hidratos de Carbono y en una menor ingesta de Grasas.

 

Calidad de los Alimentos: Debemos organizar nuestra dieta en pos de lograr un correcto funcionamiento de todo nuestro organismo, buscando ingerir una gran variedad de nutrientes que incluyen Minerales, Vitaminas, Grasas y Proteínas, acompañándose además de una cantidad necesaria de Agua, considerándose a un régimen como variado cuando se logra cumplimentar los aportes nutricionales básicos.

 

Proporcionalidad de Alimentos: También considerada como una Alimentación Armónica. Equilibrar el aporte de los diferentes nutrientes.

 

 

Durante la vida ejercemos una serie de actividades donde se realizan intercambios de Materia y Energía con el medio o entorno que nos rodea y que tienen como pilares fundamentales a la Alimentación como la forma de incorporar Nutrientes y Sustancias al organismo que le son esenciales en el día a día.

 

Existe una cantidad específica de nutrientes, entre los cuales los más importantes son las Vitaminas y Minerales que nuestro cuerpo necesita a menudo y que tienen una valoración y funcionamiento específicos en el organismo.

 

Si no se alcanzan los niveles necesarios, se produce lo conocido como Deficiencia que puede derivar en distintos Trastornos a la Salud de variada gravedad. Citaré tres ejemplos de cada (resaltar que no tienen por qué darse todos los síntomas a la vez):

 

 

Deficiencia de minerales:

 

Fósforo: La hipofosfatémia puede incluir pérdida de apetito, anémia, debilidad muscular, dolor óseo, así como otros síntomas en casos más severos. El fósforo está ampliamente distribuido en muchos alimentos. Es difícil tener un déficit.

 

Hierro: La deficiencia crónica de hierro se cree que afecta a más de una cuarta parte de la población mundial. Se caracteriza por fatiga y palidez, particularmente en el lecho de las uñas y en la lengua, sensación de frío en manos y pies sobretodo, dolores de cabeza y palpitaciones. Las mujeres son un sector especialmente preocupante en deficiencia de hierro a causa del periodo.

 

Magnesio: La deficiencia severa es poco común, pero el déficit crónico (estar siempre en niveles bajos) está presente del 15 al 20% de la población. Los síntomas generales incluyen dolores musculares, calambres, espasmos, tics, ansiedad, inestabilidad emocional, fatiga, mareos, insomnio, crisis nerviosas, globo histérico y sensación de falta de aire.

 

 

Deficiencia de vitaminas:

 

Vitamina A: Es esencial para el mantenimiento de las mucosas del cuerpo (piel, intestino, boca, nariz..), en España, en datos de 2000, el 43% de los hombre y el 37% de las mujeres eran consumidores deficientes de esta vitamina. Su déficit se nota principalmente en la facilidad para coger infecciones. Su carencia puede llegar a dar un síndrome conocido como “ceguera nocturna” o visión pobre, pues esta vitamina es muy importante para el correcto funcionamiento de la visión.

 

Vitamina C: Su deficiencia produce una enfermedad llamada escorbuto. Los síntomas son fácil sangrado y formación de cardenales, pérdida de cabello y dientes y dolor e inflamación articular. Es necesaria para la formación de colágeno y también se relaciona con la disminución de síntesis de norepinefrina (noradrenalia, actúa en el cuerpo como hormona y neurotransmisor).

 

Vitamina K: Su deficiencia se traduce en una coagulación sanguínea deteriorada. Los síntomas incluyen fácil formación de moretones y sangrado que puede ser nasal, en encías o sangrado menstrual excesivo.

 

 

Con esto no quiero preocupar a nadie. Una buena alimentación, con todo lo que esto significa, nos protege de cualquier carencia, y no hay mejor compañero de viaje que un cuerpo sano y en óptimas condiciones.

 

 

  • La ciencia detrás del estrés: cómo destruye tu cuerpo poco a poco

    El estrés te matará. Si te han dicho esta f...

  • Proteína vegetal o animal: ¿Cuál es mejor para tu cuerpo?

    Uno de los falsos mitos sobre las dietas que no contienen carne es que son bajas ...

  • Dietas basadas en vegetales en comparación con la carne: hablan los médicos

    Es muy fácil encontrar información contradictoria, especialmente en lo que resp...