La energía emocional humana vinculada al campo geomagnético terrestre
F

La energía emocional humana vinculada al campo geomagnético terrestre

 

¿Podemos influir a distancia sobre otra persona?¿Podemos sentir una emoción cómo colectivo? Cómo al vibrar o resonar con una misma frecuencia, al conectar con un mismo estado emocional, ésa es la frecuencia, somos capaces de conectarnos al subconsciente colectivo.

 

El Proyecto de Consciencia Global (GCP, también llamado el Proyecto EGG), con Roger Nelson, es un experimento de parapsicología que comenzó en 1998 como un intento de detectar posibles interacciones de “conciencia global” con los sistemas físicos; cómo personas, eventos, emociones, podían influirse entre sí.

 

Desde entonces, no solo parapsicólogos, sinó también físicos de renombre, han empezado a realizar determinados experimentos en busca de respuestas; respuestas a determinados fenómenos, a evidencias que aún no parecen tener explicación. Pero lo que si tienen ya es una hipótesis: la teoría del incosciente colectivo.

 

 

El 11 de Septiembre

 

 

Otra línea de evidencia para la energía emocional humana interactuando con los campos energéticos de la tierra fue proporcionada a partir de medidas del campo geomagnético de la tierra durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

 

La gráfica inferior muestra los datos registrados de dos satélites separados del tiempo espacial en órbita geosincrónica en los días antes y después de los ataques. Los datos de los magnetómetros de estos dos satélites, situados sobre las costas este y oeste de los Estados Unidos, revelan que se produjo un gran cambio en el campo geomagnético terrestre al mismo tiempo que los ataques. Observe la diferencia en los campos en los días antes y después de los ataques.

 

La incoherencia y la discordia en los campos durante los días posteriores a los ataques pueden reflejar la agitación emocional masiva que ocurrió cuando la noticia de los ataques se extendió por todo el mundo. Los mismos patrones se observaron también en magnetómetros de tierra.

 

 

 

An external file that holds a picture, illustration, etc. Object name is gahmj.2012.1.1.013.g010.jpg

Los datos registrados de los satélites meteorológicos 8 y 10 del satélite ambiental geoestacionario en órbita geosincrónica sobre las costas este y oeste de los Estados Unidos en los días antes, durante y después del 11 de septiembre.

 

 

Aunque los datos mostrados en la gráfica no demuestran que la emoción humana moduló el campo geomagnético de la Tierra, los experimentos llevados a cabo por el GCP (Proyecto de coherencia Global, para saber más hacer click aquí), junto con otros datos, apoyan la hipótesis general de que los sistemas energéticos de la Tierra están acoplados e intercambian información de forma bidireccional con el inconsciente colectivo emocional de la humanidad.

 

 

El entrelazamiento cuántico

 

 

Desde que la física cuántica apareció en escena, todos los acontecimientos que hemos llamado “paranormales” o muchas de las “anomalías” observadas en estudios científicos, ya no parecen tanto un error, cómo un posible objeto de estudio.

 

El entrelazamiento cuántico es sin lugar a dudas uno de los fenómenos más extraños de la naturaleza por el cual dos partículas puede “comunicarse” de manera instantánea sin que sepamos muy bien cómo. El entrelazamiento cuántico destruye la experiencia del espacio. ¡No hay espacio! No existe distancia entre dos acciones o pensamientos.

 

La conectividad de todas las cosas es un componente básico de la estructura de la realidad. Erwin Schrodinger, uno de los descubridores de la física cuántica; dijo que el entrelazamiento, es decir, la idea de la conectividad, no es solo una propiedad de la mecánica cuántica, sino que es la propiedad, con mayúsculas. Esta propiedad parece que no pueda encajar en nuestra experiencia ordinaria, pero la verdad es que sí encaja.

 

 

¿Estamos interconectados?

 

 

Una de las metas en GCI (Iniciativa para la Coherencia Global) es probar la hipótesis de que un gran número de personas en un estado coherente con el corazón y manteniendo una intención compartida puede codificar información sobre los campos energéticos y geomagnéticos de la tierra que actúan como ondas portadoras de esta información fisiológicamente modelada y relevante .

 

Si los sistemas vivos están realmente interconectados y se comunican entre sí a través de campos biológicos y electromagnéticos, es lógico pensar que los seres humanos pueden trabajar juntos en una relación co-creativa para aumentar conscientemente la coherencia en el entorno global del campo que a su vez distribuye esta información a todos los sistemas vivos dentro del campo.

 

Por supuesto, la idea de que las intenciones compartidas puedan influenciar a otros a distancia no es nueva ; tales ideas han sido objeto de numerosos estudios que han examinado los efectos de la oración, las meditaciones y los grupos que envían intenciones en diversos contextos experimentales.

 

 

El Poder de la intención colectiva

 

 

El físico cuántico John Hagelin ha llevado a cabo investigaciones sobre el “Poder del Colectivo” y concluyó que “Puesto que la meditación proporciona una manera eficaz y científicamente probada de disolver el estrés individual, y si la sociedad está compuesta de individuos, entonces parece de sentido común ver que se usa la concentración y la repetición para difundir de manera similar el estrés social.”

 

Un estudio realizado en 1993 en Washington, DC, mostró una caída del 25% en la tasa de delincuencia con 2500 meditadores, lo que significa que un grupo relativamente pequeño de unos pocos miles estaba influyendo en un grupo mucho más grande, de millon y medio. La pregunta que se planteaba era que si los índices de delincuencia pudieran disminuir, ¿podría un grupo de meditadores influir también en conflictos y guerras sociales?

 

 

La meditación: intencionalidad enfocada

 

 

Un experimento similar se hizo durante el pico de la guerra entre Israel y Líbano en los años ochenta. Los Dres. Charles Alexander y John Davies de la Universidad de Harvard organizaron grupos de experimentados meditadores en Jerusalén, Yugoslavia y Estados Unidos para mediar en el área a varios intervalos durante un período de 27 meses. Se tubieron en cuenta diferentes variables: se controló estadísticamente la afectación al estudio de los cambios climáticos; libaneses, musulmanes, cristianos y judíos; la actividad policial; la fluctuación en el tamaño de los grupos; y otras influencias que pudieran afectar al estudio.

 

Durante este experimento, los niveles de violencia en el Líbano disminuyeron entre un 40% y 80% cada vez que un grupo meditativo estaba en su lugar, con las mayores reducciones ocurriendo cuando el número de meditadores era mayor. Durante estos períodos, el número promedio de personas muertas durante la guerra por día cayó de 12 a 3, una disminución de más del 70%; Las lesiones relacionadas con la guerra se redujeron en un 68% y el nivel de intensidad de conflicto disminuyó en un 48%.

 

 

¿Cómo podemos tener una influencia semejante a distancia?

 

 

Todavía no hay respuestas claras. Sin embargo, la hipótesis principal, es que hay un campo unificado, una conciencia universal que permite que las ondas coherentes individuales se acoplen al entorno de un campo colectivo más grande.

 

 

La teoría del cambio del GCI (la iniciativa por la coherencia global)

 

 

A medida que un número suficiente de individuos aumenta su coherencia personal, puede conducir a una mayor coherencia social (familia, equipos, organizaciones), y un número cada vez mayor de unidades sociales (familias, escuelas, comunidades, etc.), puede a su vez conducir a una mayor coherencia global, todo lo cual se facilita a través de lazos de retroalimentación auto-reforzados entre la humanidad y el entorno de campo global.

 

A medida que más y más personas aumentan su coherencia personal, fortalece y estabiliza las ondas estacionarias y la información coherente en el campo de la información planetaria. Una vez que una ola permanente coherente se establece, se refuerza y ​​se amplifica a través de la intención colectiva coherente, a su vez facilita la amplificación del corazón, la mente y la conciencia colectiva, facilitando que más y más personas aumenten su coherencia y expandan su conciencia.

 

 

Todos contribuïmos al cambio

 

 

Cada individuo contribuye al ambiente de campo global, y las actitudes, las intenciones, y las experiencias emocionales de cada persona cuentan. Esto es poderoso para muchas personas que a menudo se sienten abrumadas por las predicciones negativas actuales y los conflictos en el planeta. Llegan a darse cuenta de que sus acciones pueden hacer una diferencia y que al aumentar su propia coherencia, pueden hacer una contribución que puede ayudar a facilitar el cambio que muchos ahora perciben que está ocurriendo.

 

Los beneficios personales de una mejor auto-regulación emocional, bienestar mejorado, más auto-responsabilidad, mejor salud y mejores relaciones interpersonales.

 

Estas  experiencias son poderosos motivadores que refuerzan el proceso para el individuo. A medida que más y más individuos se auto-regulan y crecen en la maduración consciente de la consciencia, en la mayor coherencia individual, a su vez aumenta la coherencia social, lo que se refleja en una mayor cooperación y eficaces iniciativas co-creativas en beneficio de la sociedad y el planeta.

 

Un cambio en la conciencia es necesario para que ocurra un cambio significativo que permita nuevos niveles de cooperación y colaboración en la resolución de problemas innovadores y el discernimiento intuitivo para abordar nuestros problemas sociales, ambientales y económicos. Con el tiempo, la coherencia global será indicada por más comunidades, estados y países que adopten una visión planetaria más coherente.

.

.

.

 

Fuente:

Artúculo de la US National Library of Medicine: La coherencia global

  • La energía emocional humana vinculada al campo geomagnético terrestre

     

    ¿Podemos influir a distancia sobre otra persona?¿Podemos sentir una emo...

  • Cómo nuestros pensamientos controlan nuesto ADN

    La idea común de que el ADN determina tanto de lo que somos -no sólo nuestro co...

  • Neuronas espejo: ¿Porqué absorvemos las emociones de los demás?