La ciencia detrás de la felicidad: ¿Porqué la negatividad te está consumiendo?
F

La ciencia detrás de la felicidad: ¿Porqué la negatividad te está consumiendo?

Cómo crear resultados positivos aprovechando el poder de tus pensamientos: Toda la experiencia y los conocimientos que se acumulan en la conciencia, a lo largo de nuestra vida, a veces parecen inconexos, hasta que que de repente, un día, se combinan de manera que el mecanismo cerebral hace clic, y encontramos una epifanía que sube a la superficie.

 

Tus pensamientos modifican físicamente tu cerebro

 

El principio es simple: a lo largo de tu cerebro hay una colección de sinapsis (uniones entre neuronas mediante las cuales se envian mensajes)  separadas por un espacio vacío llamado la fisura sináptica.

 

Siempre que tienes un pensamiento, una sinapsis dispara un químico a través de la hendidura a otra sinapsis, construyendo así un puente sobre el cual una señal eléctrica puede cruzarse, llevando a lo largo de su carga la información relevante en la que tu estás pensando. Es muy similar a cómo los nervios transportan electricidad de la sensación en el dedo del pie hasta llegar al cerebro donde realmente la sientes.

 

La siguiente frase es una profunda secuencia de lógica. 

 

“Tus pensamientos remodelan tu cerebro, y por lo tanto están cambiando una construcción física de la realidad.”

 

Cada vez que se activa esta carga eléctrica, las sinapsis se acercan para disminuir la distancia que la carga eléctrica tiene que cruzar. Este es un ejemplo microcósmico de evolución, de adaptación. El cerebro está cambiando su propio circuito, cambiandose físicamente a sí mismo, para hacer más fácil y más probable que las sinapsis apropiadas compartan el enlace químico, en esencia, facilitando el desencadenamiento del pensamiento.

 

Literalmente, tus pensamientos remodelan tu cerebro, y por lo tanto están cambiando una construcción física de la realidad. Tus pensamientos remodelan tu cerebro así que piensa sabiamente. Para conocer como afectan estas rutas neuronales a tus emociones haz clic aquí.

 

Tu personalidad se define por las rutas neuronales que más usas

 

El camino más corto gana la carrera

 

Más allá del hecho absolutamente increíble de que tu cerebro esté siempre haciendo esto, cambiando constantemente y realizando una metamorfosis con cada pensamiento, aún más emocionante es el hecho de que las sinapsis que más fuertemente se unen (por el uso más frecuentemente de determinados pensamientos), llegan a representar tu personalidad por defecto: Tu inteligencia, habilidades, aptitudes y pensamientos más fácilmente accesibles (que son más o menos la fuente de sus habilidades de conversación).

 

Vamos a profundizar en la lógica detrás de eso. Considera que tienes dos parejas de personas lanzandose una pelota el uno al otro. La primera pareja se encuentra a diez metros de distancia, la otra a una distancia de 100 metros. Un compañero de pareja, lanza su pelota a su respectivo compañero en el mismo momento exacto y con la misma velocidad exacta. El primer equipo que capta la pelota llega a dictar tu decisión personal y el estado de la mente.

 

Entonces, ¿qué equipo obtendrá la pelota primero? La física básica de la distancia, el tiempo, la velocidad nos dicen que siempre será la pareja que se encuentra a 10 metros de separación.

 

Así es básicamente cómo funcionan tus pensamientos. A través de la repetición del pensamiento, has atraído el par de sinapsis que representan tus pensamientos más habituales cada vez más cerca, y cuando el momento surge para que puedas formar un pensamiento (y así lanzar nuestra bola metafórica de energía eléctrica), el pensamiento que gana es el que tiene menos recorrido, el que creará un puente entre las sinapsis más rápido.

 

 

Amor o Miedo; Aceptación o Pesar; Optimismo o Pesimismo.

 

Cada vez que viene un momento y trae consigo la oportunidad de un pensamiento reactivo, tus dos opciones son simples: Amor o Miedo; Aceptación o Pesar; Optimismo o pesimismo.

 

Las sinapsis en el cerebro, los pensamientos reactivos, nos dejan con opciones directamente opuestas

 

Naturalmente, para tu propio bienestar, lo mejor que puedes hacer generar unas rutas neuronales, unas sinapsis de proximidad que recojan con mayor facilidad emociones y pensamientos positivos. 

 

Los budistas dicen que cuando tratamos de forzar deseos, estamos obligados a encontrar innumerables ocasiones en las que el universo no cumplirá. Se trata de dejar de desear hasta el punto del desapego.

 

Comenzar a practicar la aceptación de la hablan que los budistas, a aceptar el flujo natural con un amor optimista, a decir a cada momento que se cruza en tu camino, bueno o malo, “gracias por la experiencia y la lección”. 

 

Al hacer esto una y otra vez, estas moviendo esas sinapsis, acercándolas más y más.  De esta manera, las sinapsis en tu cerebro asociadas con la tristeza, el pesar, el pesimismo, el miedo, la melancolía, la depresión, etc… tienen una oportunidad cada vez menor de desencadenar una reacción en tu mente. Consigues que las reacciones más rápidas sean las sinapsis del amor, positividad, aceptación, optimismo; tus pensamientos, tu personalidad. Y así tu estado por defecto se convertirá en uno de optimismo y aprecio, y las cargas ilusorias que se unían a esta existencia disminuyen.

 

Es importante señalar que esto obviamente no es una práctica infalible que erradicará completamente la negatividad de tu conciencia; a veces la emoción pesa demasiado. Pero, como cualquier músculo, si ejercitas esas sinapsis suficiente, te encontrarás en posesión de una nueva fuerza innata que hará que el mundo brille con más belleza mucho más frecuentemente. 

 

Fuente:

Uplift