¿Eres una persona altamente sensible?
F

¿Eres una persona altamente sensible?

Abrazar nuestra sensibilidad se puede convertir en una fortaleza en lugar de una debilidad. Estas personas son singulares, y puede costarles vivir en el mundo, pues nuestra sociedad es dura y hostil. A estas personas se las conoce como PAS: personas altamente sensibles. Si eres una de ellas, puede que este artículo te ayude a entenderte un poco mejor.

 

La psicóloga, Elaine N. Aron, acuñó el término persona altamente sensible y ha estado investigando la sensibilidad desde 1991. Ella es una pionera en el estudio de la sensibilidad y ha escrito extensamente sobre este tema. Lo resume así:

 

 

“Hasta el 20% de la población se considera muy sensible. La alta sensibilidad no es una debilidad psicológica, pero es un rasgo innato. El cerebro de las personas altamente sensibles está, en realidad, cableado de manera diferente al de los demás.”

.

.

La gente de todo el mundo ha reaccionado al identificarse con este rasgo innato de la sensibilidad, el trabajo de esta psicóloga ha abierto puertas a la esperanza para aquellos que sentían que no encajaban en el mundo de hoy, haciéndolos sentir valiosos, únicos y ayudándoles a aceptarse a sí mismos y a su sensibilidad. El trabajo de Elaine N. Aron es revolucionario y visionario. Ha generado una amplia aceptación y comprensión de los rasgos positivos y de afirmación de la vida de las personas altamente sensibles. Personas que sienten las cosas más profundamente que otros y son más sensibles al medio ambiente.

 

 

¿Qué es una persona altamente sensible?

 

 

Las personas altamente sensibles o PAS,  tienen sistemas nerviosos que son más sensibles que otros y procesan las cosas más profundamente. Como resultado, recogen más información del medio ambiente que la mayoría de la población.

 

Las Personas Altamente Sensibles tienen algunas características que las definen. Acostumbran a verse afectadas por olores, ruidos y luces brillantes. Son personas muy sensibles a las que, a menudo, no les gusta la televisión de fondo, o estar cerca de personas con un perfume fuerte.

 

Suelen recoger fácilmente las emociones de los demás. y se sienten abrumadas por los días ocupados y por tener que cumplir largas listas. Prefieren una conversación individualizada significativa, a hablar con grupos grandes o hacer una pequeña charla.

 

Estos individuos están fuertemente afectados por la cafeína, el alcohol, las drogas, o los medicamentos y hierbas. Disfrutan de su propia empresa, de hecho, necesitan tiempo de inactividad por sí mismos para recuperarse de la ocupación del mundo. Acostumbran a sentirse abrumados y sobreestimulados en los centros comerciales y supermercados, en los lugares con mucha gente.

 

Tienen una vida interior rica y profunda, son intuitivos y empáticos; aprecian la creatividad, el arte y la música y a menudo eran descritos como niños “sensibles” en la infancia.

 

 

La alta sensibilidad no es una debilidad

 .
 .
.

Es importante saber que la alta sensibilidad no es un diagnóstico o una enfermedad. Es un rasgo, es decir, que nacemos con él. Es simplemente una manera de describir el funcionamiento del sistema nervioso.

 

La alta sensibilidad no es una debilidad, es una fuerza que nos hace intuitivos y empáticos. Las personas altamente sensibles están en la minoría, lo suficiente para que a menudo sean malinterpretadas y rechazadas como demasiado sensibles, pero son una gran minoría y tienen mucho que ofrecer al mundo.

 

Las personas altamente sensibles procesan el mundo más profundamente y son más conscientes de las sutilezas. Y como resultado, también se sienten más fácilmente abrumados, ya que se agobian cuando hay mucho que hacer. Su sistema nervioso se sobrecarga fácilmente. Necesitan tiempo para relajarse y deshacerse de toda esa estimulación. Al sentirse agotados, abrumados y quemados más rápido de lo normal, no es de extrañar que muchos padezcan o hayan padecido ansiedad, depresión o baja autoestima.

 

El lado positivo de ser un PAS es que a menudo son profundamente creativos, espirituales, empáticos y perspicaces. Hacen vínculos entre las cosas en el mundo que otras personas pueden extrañar, y por lo tanto son a menudo líderes de pensamiento y gente creativa.

 

Las personas que abrazan y nutren su sensibilidad probablemente sean felices, sanas y hagan cosas maravillosas en el mundo. Las personas que ven su sensibilidad como una carga y la ignoran, son más propensas a terminar deprimidos y preguntándose por qué no pueden mantenerse al día con el resto del mundo.

.

.

.

 .

Cómo trabajar con los dones y desafíos de ser un PAS

 

 

 

La Dra. Elaine N Aron dice que es importante reconocer si somos muy sensibles, para que podamos aprovechar plenamente sus ventajas y compensar sus otros efectos. Elaine sugiere:

.

 

1. Rememora tu pasado, abrázalo. Revisar nuestro pasado y tomar nota de los momentos en que sentimos que fracasamos y reinterpretar el fracaso, esta vez siendo conscientes de ser una persona altamente sensible en un mundo que no responde bien a este rasgo; tal vez estuvimos sobreestimulados en ese momento.

 

2. Dejar de vivir como una persona no sensible. Es posible que necesites más tiempo de inactividad y más trabajo significativo.

.

3. Trabajar en tu autoestima. Nuestra cultura no siempre valora la alta sensibilidad, por lo que nuestra autoestima puede llevarse algún que otro golpe a veces.

.

4. Ser consciente de que eres diferente. Ayuda a las personas importantes en tu vida a entender tus necesidades como una persona altamente sensible. Como tu necesidad de tiempo de inactividad y la de una comunicación más suave. Ayúdales a entender que estas necesidades son sólo quien eres, que están fuera de su control.

.

5. Ser consciente de que los demás son diferentes. Trata de no agobiarte tanto por las reacciones de los demás, explícales cómo te sientes. Pero sobretodo, entiende que ellos no son tan sensibles como tu, y que algo que a ti te puede parecer una agresión, tal vez a ellos no se lo parece y no lo hacen con esa intención.

.

.

.

Además, también es importante tener maneras de calmar el sistema nervioso cuando está sobreestimulado. Salir a la naturaleza, acurrucarse en la cama con un buen libro y hacer prácticas de yoga o de respiración consciente puede ser de gran ayuda.

.

.

Fuente:
  • ¿Eres una persona altamente sensible?

    Una ley universal: elimina tu basura mental

    Queremos ayudar a erradicar la contaminación y el sufrimiento en este mundo. ¿P...

  • El opuesto de la adicción es la conexión

    ¿Las conexiones humanas fuertes nos inmunizan contra la angustia emocional? En ...