El opuesto de la adicción es la conexión
F

El opuesto de la adicción es la conexión

¿Las conexiones humanas fuertes nos inmunizan contra la angustia emocional? En este momento está emergiendo una nueva perspectiva emocionante sobre la adicción.

 

Johann Harri, autor de Chasing The Scream, capturó el interés público generalizado con su discurso en las charlas Ted. Todo lo que sabes sobre la adicción es malo, donde concluyó con esta declaración de gran alcance:

“Lo contrario de la adicción no es la sobriedad.

Lo contrario de la adicción es la conexión “.

Johann Harri

 

.
Los argumentos a favor de la necesidad de conexión han aumentado en un número creciente entre los expertos, entre ellos destaca el especialista en adicción Dr Gabor Maté, quien cita la “pérdida emocional y el trauma” como el núcleo de la adicción.

 

Si comparamos esta “pérdida emocional” con la idea de Johann Harri sobre la falta de conexión y está claro que están hablando de una condición emocional similar. Si la conexión es lo opuesto a la adicción, entonces necesitamos restablecer la consideración social que hacemos de la adicción y de los adictos.

 

El experimento de “rat-park”: no eres tú, es tu jaula.

 

A cualquiera que preguntes porqué las drogas crean adicción te responderá simplemente que es porque son sustancias adictivas; las drogas tienen sustancias químicas muy adictivas, así que si las consumiéramos durante días, nuestro cuerpo necesitaría esas sustancias.

 

La teoría sobre que la adicción se estableció por primera vez mediante experimentos con ratas. El experimento es simple. Pon una rata en una jaula con dos botellas de agua. Una sólo con agua, la otra con heroína o cocaína diluida. Casi todas las veces que lleves a cabo este experimento, la rata se obsesionará con el agua con droga y volverá a por más hasta que muera. Así, con este experimento, se estableció la máxima de que el principal problema eran las sustancias adictivas.

 

No obstante, en los setenta, un profesor de Psicología de Vancouver llamado Bruce Alexander descubrió algo extraño en este experimento. La rata está sola en la jaula. No tiene otra cosa que hacer aparte de tomar drogas. ¿Qué ocurriría, se preguntaba, si se intentara de otra manera? Entonces, el profesor construyó un parque para ratas (RatPark). Se trata de una jaula de diversión en la que las ratas tenían pelotas de colores y la mejor comida para ratas y túneles para corretear y muchos amigos: todo lo que una rata podría desear. Alexander quería saber qué ocurriría.

 

En el parque de ratas, todas probaron los dos botes de agua porque no sabían qué contenían. Pero lo que sucedió fue sorprendente.

 

A las ratas que llevaban una buena vida no les gustó el agua con droga. En general, evitaban beberla y consumían menos de un cuarto de las drogas que tomaban las ratas aisladas. Ninguna murió. Mientras que las ratas que estaban solas e infelices se hicieron adictas, no le ocurrió lo mismo a ninguna de las que vivía en un entorno feliz.

 

El profesor Alexander defiende que este descubrimiento es un profundo reto tanto para la visión de que la adicción es un fracaso moral debido a los excesos hedonistas, o para la visión de que la adicción es una enfermedad que tiene lugar en un cerebro químicamente secuestrado. De hecho, defiende que la adicción es una adaptación. No eres tú. Es tu jaula.

 

La conexión social

 

En el año 2000 se publicó un libro, Una teoría general del amor (autores:Thomas Lewis; Fari Amini; Richard Lannon), una colaboración entre tres profesores de psiquiatría en la universidad de California en San Francisco. En él revelan que los seres humanos requieren conexión social para el desarrollo óptimo del cerebro, y que los bebés cuidados en un ambiente amoroso son psicológica y neurológicamente “inmunizados” por el amor. Cuando las cosas se ponen difíciles en la vida adulta, el cableado neural desarrollado a partir de una infancia llena de amor lleva a una mayor resistencia emocional en la vida adulta. Por el contrario, aquellos que crecen en un entorno donde el cuidado amoroso es inestable o ausente tienen menos probabilidades de ser resistentes frente a la angustia emocional.

 

¿Cómo se relaciona esto con la adicción?

 

El Dr. Gabor Maté es un médico y escritor canadiense, autor de varios libros, especializado en el estudio y tratamiento de las adicciones. Él observa un índice extremadamente alto de trauma en la infancia en los adictos con los que trabaja y el trauma es el extremo opuesto de crecer en un ambiente consistentemente seguro y amoroso. Afirma que es extremadamente común que las personas con adicciones tengan una capacidad reducida para hacer frente a la angustia emocional, de ahí un mayor riesgo de dependencia de drogas.

 

Los traumas y nuestra capacidad para conectar

El trauma es bien sabido que causa la interrupción del cableado neuronal sano. Las personas que han sufrido traumas, en particular los niños, pueden quedar con un sentido subyacente de que el mundo ya no es seguro, o de que ya no se puede confiar en la gente . Esta erosión (o completa destrucción) de un sentimiento de confianza, de que nuestra familia, comunidad y sociedad nos mantendrán a salvo, resulta en aislamiento:  lo que lleva a la falta de conexión, y tal y como sugiere Johann Harri, la falta de conexión es lo que lleva a la adicción.

 

Las personas que consumen drogas compulsivamente lo hacen para evitar el dolor de un trauma pasado y, sobretodo, reemplazar la ausencia de conexión en su vida, conexión que no son capaces de restablecer en muchos casos por sí mismos.

 

Soluciones sociales a la adicción

 

La solución al problema de la adicción a nivel social es sencilla y bastante fácil de implementar. Si una persona nace en una vida que carece de amor y apoyo a nivel familiar, o si debido a algún otro trauma se han aislado y sufren de adicción, debe haber una respuesta cultural de una sociedad empática para asegurarse de que esa persona sabe que es por sus semejantes. Portugal lo ha demostrado con una caída del 50% en la adicción gracias a programas específicamente diseñados para recrear la conexión entre el adicto y su comunidad. La conexión humana es crucial en la tarea inmediata de limpiar el trauma.

 

“No preguntes por qué la adicción, pero por qué el dolor.”

Dr. Gabor Maté

 

El recableado neural es posible en la vida adulta. A pesar de que es esencial para los adictos a sentirse apoyado para finalmente enfrentar y sentir el dolor que han estado tratando de evitar, este es en última instancia, un viaje interior que debe ser tomado por el individuo.

 

Os dejo el enlace de la charla de 15 minutos dada por Johann Harri.

 

 

Fuente:

Artículo Huffington post, autor Johann Harri

Upliftconnect

Wikipedia

  • ¿Eres una persona altamente sensible?

    Una ley universal: elimina tu basura mental

    Queremos ayudar a erradicar la contaminación y el sufrimiento en este mundo. ¿P...

  • El opuesto de la adicción es la conexión

    ¿Las conexiones humanas fuertes nos inmunizan contra la angustia emocional? En ...