Características de una conciencia humana evolucionada
F

Características de una conciencia humana evolucionada

Averigua si te resuenan las 16 características de este nivel evolucionado de la conciencia humana, como describe el autor Ervin Laszlo. ¿Cumples con estos 16 marcadores de una conciencia superior?

 

1. Soy parte del mundo. El mundo no está fuera de mí, y no estoy fuera del mundo. El mundo está en mí, y yo estoy en el mundo.

 

2. Soy parte de la naturaleza, y la naturaleza es parte de mí. Yo soy lo que soy en mi comunicación y comunión con todos los seres vivos. Soy un todo irreductible y coherente con la trama de la vida en el planeta.

 

3. Soy parte de la sociedad, y la sociedad es parte de mí. Yo soy lo que soy en mi comunicación y comunión con mis compañeros humanos. Soy un todo irreductible y coherente con la comunidad de los seres humanos en el planeta.

 

4. Soy más que un organismo material piel y huesos. Mi cuerpo, y sus células y órganos, son manifestaciones de lo que verdaderamente soy yo: un ser auto-sostenible, sistema dinámico de auto-evolución derivado de la persistencia y la evolución en la interacción con todo lo que me rodea.

 

Soy parte de la naturaleza, y la naturaleza es parte de mí.

 

5. Soy [una] manifestación evolucionada de la unidad hacia la coherencia y la integridad en el universo. Es la misma esencia, el mismo espíritu que es inherente a todas las cosas que surgen y evolucionan en la naturaleza, ya sea en este planeta o en otro lugar en los infinitos confines del espacio y el tiempo.

 

6. No existen límites absolutos ni divisiones en este mundo, solo puntos de transición en los que un conjunto de relaciones rinde prevalencia a otro. En mí, en este auto-mantenimiento y auto-evolución de la coherencia – un sistema orientado a la totalidad-, las relaciones que integran las células y órganos del cuerpo son frecuentes y prevalecen.

 

7. La identidad separada que concedo a otros seres humanos y otras cosas no es más que una convención conveniente que facilita mi interacción con ellos. Mi familia y mi comunidad son tan “yo”, como los órganos de mi cuerpo. Mi cuerpo y mente, mi familia y mi comunidad, están interactuando y los elementos que se interpenetran, diversos elementos prevalentes en la red de relaciones que abarcan todas las cosas de la naturaleza y el mundo humano.

 

8. No hay “otros” en el mundo: todos somos sistemas vivos y todos somos parte uno del otro. Toda la gama de conceptos e ideas que separan mi identidad, o la identidad de cualquier persona o comunidad, de la identidad de otras personas y comunidades, son manifestaciones de esta convención conveniente pero arbitraria.

 

Mi familia y mi comunidad son tan “yo”, como los órganos de mi cuerpo.

 

9. El intento de mantener el sistema que conozco como “yo” a través de la competencia implacable con el sistema que conozco como “tu” es un grave error. Podría dañar la integridad del todo que enmarca y abraza tanto en tu vida como en la mía. No puedo preservar mi propia vida y mi totalidad dañando ese todo; incluso si al dañar una parte de ello, de ese todo que somos, me parece ventajoso a corto plazo. Cuando te daño a ti, o cualquier otra persona a mi alrededor, me daño a mí mismo.

 

Si no es bueno para todos, no es bueno para nadie.

 

10. La colaboración y no la competencia, es el camino real a la totalidad de los sistemas distintivos saludables en el mundo. La colaboración requiere la empatía y la solidaridad, y en última instancia el amor. Somos parte de un mismo todo y por lo tanto somos parte uno del otro.

 

.
11. La idea de “autodefensa”, incluso de “defensa nacional”, tendrá que ser reconsiderada. Si el patriotismo pretende eliminar a los adversarios por la fuerza, o el heroísmo, incluso en la ejecución bien intencionada de dicho objetivo, son aspiraciones equivocadas. La comprensión, la conciliación y el perdón no son signos de debilidad; son signos de valor y fortaleza de espíritu.

 

12. “El bien” para mí y para todas las personas en el mundo no es la posesión y acumulación de riqueza personal. La riqueza, en dinero o en cualquier recurso material, no es sino un medio para mantenerse uno mismo en su entorno. La riqueza exclusivamente material es una amenaza para todas las personas en la comunidad humana.

 

13. Más allá del “todo” sagrado que reconocemos como el mundo en su totalidad, sólo la vida y su desarrollo tienen lo que los filósofos llaman valor intrínseco. Todas las demás cosas tienen un valor meramente instrumental: valor de la medida en que aumentan o mejoran el valor intrínseco. Las cosas materiales en el mundo, y las energías y sustancias que albergan o generan, tienen valor sólo en la medida en que contribuyen a la vida y el bienestar de la red de la vida en la Tierra.

 

La colaboración, no la competición.

 

14. La verdadera medida de mis logros y excelencia, es mi disposición a dar. No es la cantidad de lo que doy, es la medida de mi logro y la excelencia, sino la relación entre lo que doy, y lo que mi familia y yo necesitamos para vivir y para prosperar.

 

15. Toda persona sana tiene el placer de dar: Es un placer mayor que el de tener. Estoy sano y completo cuando valoro dar sobre tener. Compartir realza la comunidad de vida, mientras que poseer y acumular crea demarcación, separa, invita a la competencia, y alimenta la envidia. Compartir en sociedad es la norma para todas las comunidades de vida en el planeta; el tener-social es típico sólo de la humanidad de hoy en día, y es una aberración.

 

16. Reconozco la aberración de la humanidad de hoy en día, alejada de la norma universal de coherencia en el mundo; reconozco haber realizado un rol en este absurdo sistema. Me comprometo a restaurar la integridad, la totalidad y la coherencia convirtiéndome en un todo yo mismo: todo en mi forma de pensar y de actuar – en mi conciencia (coherencia de pensamiento y acción).

 

 

Si has tenido durante esta la lectura un momento de reconocimiento, un decir “esto me sucede, así pienso o siento” de tan sólo una de estas ideas, es que tienes los fundamentos de la conciencia Akashica, una conciencia de unidad. Y si has tenido este reconocimiento en todos los sentidos, es que ya posees esta conciencia fundamental. La unidad.

 

Fuente:

Uplift

  • ¿Eres una persona altamente sensible?

    Una ley universal: elimina tu basura mental

    Queremos ayudar a erradicar la contaminación y el sufrimiento en este mundo. ¿P...

  • El opuesto de la adicción es la conexión

    ¿Las conexiones humanas fuertes nos inmunizan contra la angustia emocional? En ...